web analytics

Remedios Caseros para la Dermatitis Atópica

Por favor comparte el artículo

No solo fármacos son prescritos para atender las molestias de la dermatitis atópica o eczema. Los tratamientos de fuentes naturales también se recomiendan ampliamente. Una vez que los enfermos han experimentado inútilmente con aquellos, buscan remedios caseros para sanarse.

Los remedios caseros para dermatitis atópica se han difundido entre la población y ya gozan de una aceptación debido a los resultados obtenidos. Se asegura que la enfermedad alojada en la piel de niños y adultos no tiene una cura definitiva, pero si puede controlarse.

Para los síntomas de esta enfermedad que se manifiesta en forma de erupción, escamas y picor, muchas personas recurren a los remedios naturales. Esto, como una forma que no presenta ningún riesgo, conozcamos lo mejores a continuación.

Remedios caseros para la dermatitis atópica

remedios caseros para dermatitis atopica

Cuando se mencionan remedios caseros para el eczema se hace referencia a los tratamientos que tienen origen natural y que son producto de mezclas y cocimientos. Sin duda, resultan mucho más económicos que las cremas y comprimidos farmacéuticos.

Lengua de Vaca

Por sus propiedades antihistamínicas la raíz de esta planta es muy recomendada para aliviar el picor de la piel. Modo de usar: se hierve la raíz y se deja reposar. La pasa por colador y pones sobre el área de la dermatitis. Aplícala dos veces al día.

Pepino

Su poder hidratante es un excelente calmante para los malestares de la piel, además de regenerarla. Modo de uso: una crema o una porción triturada en aceite la puedes utilizar sobre el área afectada. Es importante que la deje actuar por unos 30 minutos y luego sacar con agua tibia.

Llantén

Se ha determinado que el llantén posee diversas propiedades como desinfectante, regenerador de la piel y cicatrizante. Se recomienda colocar una hoja sobre el brote de la dermatitis. O también hojas funciona poner a hervir y limpiar la zona con erupciones dos veces al día.

Manzanilla

También llamada camomila calma el picor, por lo que evita que te rasques el área afectada por la dermatitis atópica. El modo de uso: se hierve el agua y se pone dos cucharadas de flores de manzanilla. Se deja reposar. Se cuela y unta en la parte afectada por dos veces al día.

Malva

Los mucílagos presentes en las raíces le proporcionan grandes beneficios a la piel enferma, sobre todo cuando tiene escamas. Modo de uso: Un poco de raíz en agua hirviendo, se deja reposar, la cuelas y untas en la zona atacada por dermatitis dos veces al día.

Jojoba

La jojoba es el remedio probado para aliviar la inflamación y el enrojecimiento asociado con la dermatitis. Debido a que su estructura molecular es similar al aceite natural producido por el cuerpo, se absorbe fácilmente y no se siente grasoso. Y es muy fácil de usar. Aplicar aceite de jojoba en la zona afectada y masajear suavemente hasta su total absorción. Repita el proceso tres veces al día.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es un remedio casero efectivo para varias condiciones de la piel. Es rico en propiedades antibacterianas y antisépticas para matar las bacterias y gérmenes. Este vinagre trata eficazmente su dermatitis.

Mezcle 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana y agua. Ahora, use una bola de algodón para aplicar la solución sobre la piel afectada. Deje reposar sobre la piel durante casi 30 minutos. Enjuáguelo con agua tibia. Haga este proceso diariamente para ver mejoras.

Puede consumir 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana mezcladas en un vaso de agua durante 2-3 veces al día.

Aloe Vera

Aloe Vera es el remedio casero estupendo para las varias condiciones de la piel pues es rico en antioxidantes, minerales, enzimas, ácidos grasos, y hormonas. Elimina las bacterias e hidrata la piel seca, que es una de las causas de la dermatitis. Hidrata la piel, reduce las infecciones y alivia los picores. Puede utilizar directamente el gel de Aloe Vera en las partes afectadas hasta que se deshaga de la dermatitis.

Tome un baño de avena

Un baño de avena tradicional puede funcionar para usted en las condiciones dolorosas de la dermatitis. Hidrata y cicatriza la piel ya que es rica en propiedades antiinflamatorias, aportando alivio en la dermatitis.

Agregue 1 taza de avena en polvo a su bañera. Revuelva bien hasta que el agua del baño se vuelva lechosa. Sumérjase en esta agua de avena durante casi 15-20 minutos. Haga esto diariamente y verá una mejora en su piel.

Miel

La miel tiene beneficios asombrosos cuando se trata de curar la dermatitis. Hidrata la piel y disminuye la inflamación de la piel durante la dermatitis.

Tome 1 cucharada de miel cruda, aceite de oliva y cera de abeja. Calentar la mezcla para preparar una pomada. Dejar enfriar y aplicar sobre la piel. Repita el proceso diariamente hasta que la condición esté completamente curada.

La miel de Manuka está especialmente recomendada para este tipo de condiciones de la piel. Se puede aplicar sobre la parte afectada del área dos veces al día.

Aguacate

Es una fuente de vitaminas, sobre todo la E, favorece los procesos de cicatrización y regenera la piel. Alivia inflamaciones y el picor de la piel. Con la pulpa del aguacate se prepara una cera que bien puedes colocar en la parte afectada por unos 30 minutos; luego retira con agua tibia.

Aceite de Pescado

El aceite de pescado grasos omega-3 y omega-6 son eficaces para combatir el eccema. Ingerir este suplemento es muy recomendado cuando se padece de dermatitis atópica.

Infusiones

Las infusiones resultan de las partes de las plantas, bien sus hojas, el tallo o las semillas colocadas en agua hirviendo. Posterior a este procedimiento hay que retirar del fuego, colocar la planta y tapar. Deje reposar hasta que se enfríe un poco y beba lentamente. Puede endulzar, si es su gusto.

Estas bebidas representan un complemento al proceso de sanación y actúan proporcionando serenidad y relax en tu organismo. Esta sensación es muy importante mantener, pues los estados de alteración no son aconsejables.

Las plantas depurativas limpian la sangre y permite que se liberen toxinas, elementos muy perjudiciales para el buen funcionamiento de tu cuerpo. Hay una variedad cuyas bondades son muy específicas. Entre las que se recomiendan para problemas de la piel, encontramos:

  • Zarzaparrilla
  • Ortiga
  • Cola de Caballo

La dosis es de dos a tres tazas por día y se pueden alternar entre una y otra. Lo cierto es que en ocasiones el secreto de la cura o del alivio de los problemas de salud, están muy cerca de usted. Y la naturaleza tiene la solución.

Conclusión

Cuando se trata de remedios caseros para la dermatitis atópica, hay innumerables opciones. Muchas quedaron por fuera, pero con las anteriormente mencionadas podrás tratar la enfermedad. Por otro lado, ten presente que es esencial el cuidado constante.

Es decir, tu estilo de vida tiene que cambiar y tendrás que prestar mucha más atención a tu piel. Asegúrate de que esté hidratada. También, cuida lo que comes y evita el estrés. Aléjate del sol y ten cuidado con los cambios brucos de temperatura.

Si sigue todos estos consejos, los casos de eczema serán menos frecuentes. Puede usar aceites naturales después del baño o tomar té por las tardes para relajarse. En los remedios caseros encontrará un buen aliado para tratar el problema.

Eso sí, si el eczema se agrava o las apariciones son frecuentes lo mejor será que vaya con un especialista. Tenga en cuenta que su salud y bienestar es lo más importante.

Por favor comparte el artículo

Deja un comentario