web analytics

Como Curar la Dermatitis Atópica (Eczema)

Como Curar la Dermatitis Atópica (Eczema)

Categoría: Artículos

Por favor comparte el artículo

No se conoce cura médica para la dermatitis atópica (DA) o eczema como también se le conoce, pero el tratamiento adecuado puede controlar los síntomas, incluyendo la picazón, enrojecimiento, inflamación y sequedad.

La dermatitis atópica comúnmente comienza en los niños, y el 90% de todos los casos se diagnostican antes de los 5 años de edad. Rara vez (en el 5% de los casos), comienza en la edad adulta. La remisión ocurre en aproximadamente el 65% de los niños con eczema en la edad de 11 años, aunque esa tasa de eliminación cae al 53% ya que algunos de esos niños tienen recurrencias de dermatitis atópica en sus años de adolescencia.

Como Curar la Dermatitis Atópica con Medicamentos

como curar la dermatitis atopica con medicamentos

El tratamiento médico para curar la dermatitis atópica es importante para prevenir que los síntomas empeoren, para aliviar el dolor y la comezón, para prevenir el desarrollo de infecciones y para detener el engrosamiento de la piel, también llamado liquenificación.

Aunque el tratamiento incluye medicamentos, el cuidado adecuado de la piel y los cambios en el estilo de vida también son de importancia crítica para reducir los síntomas y prevenir los brotes.

Medicamentos para la dermatitis atópica

Existen varios medicamentos utilizados para curar la dermatitis atópica:

  • Corticosteroides tópicos, para reducir el enrojecimiento, la inflamación y la picazón.
  • Inhibidores tópicos de calcineurina, para detener la respuesta inmunitaria disfuncional y reducir el enrojecimiento y la picazón.
  • Inmunomoduladores sistémicos, que también se dirigen a la respuesta inmunitaria disfuncional para reducir los síntomas.
  • Las terapias con citoquinas se dirigen a la respuesta del sistema inmunológico y se utilizan típicamente en casos graves de DA.
  • Antibióticos, para combatir infecciones.
  • Antihistamínicos, para controlar la picazón.

Los medicamentos para el eczema siempre se recomiendan en combinación con un cuidado adecuado de la piel.

Fototerapia para la dermatitis atópica

La fototerapia, que utiliza ondas de luz ultravioleta dirigidas a la piel, es una estrategia de tratamiento de segunda línea. Es decir, sólo se recomienda su uso después de que los tratamientos tópicos y los enfoques de estilo de vida no hayan logrado mejorar los síntomas del eczema. La fototerapia se utiliza a veces como terapia de mantenimiento en personas con eczema crónico.

Cuidado rutinario de la piel para la dermatitis atópica

Hidratantes

El uso de humectantes en la piel es una de las estrategias más importantes para curar el eczema, así como para prevenir futuros brotes. Se anima a los niños y adultos con dermatitis atópica a bañarse en agua tibia. Después de bañarse o ducharse, la piel debe secarse suavemente con palmaditas y la crema hidratante debe aplicarse inmediatamente, por lo general dentro de los 5 minutos, para sellar la humedad.

Jabón y otros limpiadores

Los jabones fuertes deben evitarse durante el baño o incluso al lavarse las manos. Se recomiendan los limpiadores sin jabón que tienen un pH neutro a bajo, son hipoalergénicos y no tienen fragancia.

Terapia de envoltura húmeda

La terapia de envoltura húmeda, con o sin un corticosteroide tópico, es otra técnica que puede ayudar a la dermatitis atópica de moderada a severa. La terapia de envoltura húmeda consiste en aplicar el medicamento (si se usa) y envolver el área afectada en una capa de gasa húmeda, algodón o vendas, seguida de una capa de vendas secas. La terapia de envoltura húmeda ayuda a mejorar la hidratación de la piel afectada, mejora la penetración de la medicina tópica y proporciona una barrera física contra el rascado.

Baño de lejía

Para las personas con dermatitis atópica de moderada a severa que tienen infecciones cutáneas repetidas, agregar blanqueador al baño puede ser útil para disminuir la cantidad de bacterias en la superficie de la piel y reducir la posibilidad de infecciones.

Los baños de lejía implican añadir 2 cucharaditas de lejía por galón de agua. Los estudios clínicos han demostrado que los baños de lejía pueden reducir las bacterias que se encuentran en la superficie de la piel y reducir las infecciones.

Remedios caseros para curar la dermatitis atópica

como curar el eczema con remedios caseros

Aceite de coco

El aceite de coco tiene propiedades emolientes, así como propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Muchos estudios utilizan específicamente el aceite de coco virgen que no ha sido sometido a refinación química, blanqueo o desodorización.

Los investigadores han encontrado que el aceite de coco puede proporcionar mejoría en la severidad y síntomas de la dermatitis atópica, particularmente en la piel seca (xerosis), picazón y mejorando la función de barrera de la piel. Actúa como un oclusivo, cubriendo la piel para retardar la pérdida de agua que ocurre debido a la barrera dañada de la piel en la DA.

El aceite de coco virgen también parece tratar la inflamación crónica causada por el eczema y actúa como un antibacteriano, reduciendo las bacterias presentes en la piel que pueden conducir a la infección.

Aceite de girasol

El aceite de semilla de girasol ha demostrado propiedades antiinflamatorias y efectos restauradores de la barrera cutánea. El lípido principal en el aceite de semilla de girasol es el ácido linoleico, que se cree que disminuye la inflamación.

Los ensayos clínicos del aceite de semilla de girasol sobre la dermatitis atópica han descubierto que mejora la recuperación de la barrera cutánea y puede ser un humectante económico para las personas con dermatitis atópica.

También se ha demostrado que el aceite de semilla de girasol tiene menos efectos secundarios que el aceite de oliva, que puede causar enrojecimiento, y el aceite de semilla de girasol mejora la hidratación de la piel.

Un ensayo clínico que estudió el uso de una crema de girasol al 2% encontró que proporcionaba una mejoría significativa en la gravedad de la enfermedad y la calidad de vida en comparación con una crema de hidrocortisona.

Aceite de Jojoba

Mientras que el aceite de coco puede ser efectivo, como mencioné anteriormente, el eczema es una condición altamente individual de la piel.

Esto significa que no todos se beneficiarán de los mismos remedios caseros para el eczema. Si el aceite de coco no funciona, pruebe el aceite de jojoba.

En realidad, la jojoba no es un aceite, sino una cera líquida que penetra muy profundamente en las células de la piel y tiene una estructura similar al sebo.

El sebo es el humectante natural de la piel y el aceite de jojoba es extremadamente rico en ácidos grasos de cadena larga y otros agentes hidratantes.

Para obtener los mejores resultados, limpie y seque sus manos y luego masajee suavemente el aceite de jojoba en las áreas afectadas. Aplique 3 veces al día según sea necesario.

Glicerina vegetal

Si las opciones de aceite no funcionan, usted podría considerar el uso de glicerina vegetal. No se alarme cuando escuche la palabra glicerina – la distinción entre glicerina regular y vegetal es la clave.

La glicerina es el principal compuesto que se encuentra en los aceites y grasas y generalmente es un subproducto de la industria de fabricación de jabón. Pero lo que separa la glicerina vegetal de la glicerina regular es que es de base vegetal y de mayor calidad.

La glicerina vegetal tiene una pureza aproximada del 99 por ciento y el 1 por ciento restante es agua.

Esto lo convierte en una opción segura para ayudar a curar la piel seca e inflamada. La glicerina vegetal también ayuda a atraer agua a las células de la piel y luego a sellar la humedad. También ayuda a rellenar los huecos dentro de la piel y distribuye la humedad uniformemente a través de las capas de la piel.

El mejor método para usar la glicerina es mezclarla en una proporción de 1:1 con agua (por ejemplo, un cuarto de taza cada una), y luego poner la solución en una botella con rociador. Agite la botella rociadora y luego aplíquela en las áreas de la piel que necesitan atención.

Té de Manzanilla

El té de manzanilla ayuda a aliviar los síntomas del eczema. Ayuda a reducir la inflamación, calma la comezón y cura los parches de piel que han sido rasguñados. Algunos de sus principales beneficios se derivan del alcohol de base natural llamado bisabolol.

Bisabolol reduce la irritación y la inflamación y contiene potentes agentes antimicrobianos que ayudan a combatir las bacterias e infecciones causadas por la piel debilitada.

El mejor método para usar té de manzanilla para calmar su piel es bañarse en él. Coloque 4 cucharadas de flores secas de manzanilla en un paño de muselina y luego colóquelas directamente debajo del grifo mientras llena la bañera.

Una vez que la bañera esté llena de agua, exprima la bolsa de muselina en el agua del baño y déjela en remojo durante 15 minutos. Cuando termine de bañarse, séquese e hidrátese.

Por favor comparte el artículo